La leche materna y el biberón forman parte de la alimentación de los bebés en sus primeras etapas.  Es un tema delicado que hay que cuidar, para así garantizar su bienestar y salud. La leche blemil 1 está dentro de las opciones que ofrece calidad y los componentes necesarios para el crecimiento sano y fuerte.

Las fórmulas son parte de la solución cuando por diversas razones el lactante no se adapta a la alimentación natural.

En algunos casos es frecuente observar cómo se critica a las madres que utilizan las leches procesadas, por múltiples razones, la principal es por no alimentar con leche materna, desarraigando al niño de sus innegables beneficios.

Sin embargo, con el pasar del tiempo se han realizado significativos cambios para lograr que estas sean lo más parecidas a la natural y con la menor cantidad de efectos secundarios.

Leche blemil 1Si llega el momento de tener que utilizar fórmulas es importante tener en cuenta:

  • La recomendación o indicación del médico especialista que pueda asesorar cuál es la que favorecerá al niño de acuerdo con sus evaluaciones previas.
  • Los componentes que tiene cada leche.
  • Por lo general, los empaques colocan en un lugar visible el número que corresponde con la etapa y la edad del niño, este se debe revisar antes de comprarla, ya que la composición cambia con el crecimiento y la madurez intestinal, darle una equivocada puede generar malestares.

De observarse alguna reacción al suministrarla, se debe suspender inmediatamente y consultar al pediatra.

Algunos detalles que se deben conocer y que ayudarán en los casos que es necesario darle al infante leche de fórmula:

  • Lavar constantemente los biberones en cada toma, los residuos pueden ocasionar enfermedades estomacales.
  • Si se preparó un tetero y no se consumió completo se debe botar, no guardarse para una próxima toma.
  • Verificar la temperatura del biberón, colocando unas gotitas en la parte superior de la mano del adulto y así se evita el riesgo de quemarle la boca
  • Llevar un control de las deposiciones, ya que por lo general la frecuencia cambia debido a que la digestión es más lenta, puede incluso pasar días sin evacuar.

Deja una respuesta