Cuando una mujer se somete a un aumento de senos no solo está afectando la apariencia, en sí está logrando una transformación externa con un impacto interno, es decir, que al moldear esa parte del cuerpo alcanzará una satisfacción que mejora la autoestima y con ello, la confianza, la alegría, y hasta la propia salud.

Muchos no saben el trauma que puede sentir una jovencita que aprecia la evolución de sus compañeras en la etapa de la pubertad, en donde se supone que inicia una transición a la adultez, en donde uno de esos signos evidentes consiste en el desarrollo de las mamas, pero ella solo nota en su cuerpo unas pequeñas protuberancias en lugar de unos senos.

A esa edad suelen ser muy crueles entre ellos mismos con los comentarios indiscretos de aquellos que consideran que su organismo sí está respondiendo satisfactoriamente, estas burlas vienen tanto de chicas como de chicos, por lo tanto, es de suponer lo terrible que han de sentirse.aumento de senos

Es de esperar que los padres traten de consolarle diciéndolo lo hermosa que es, que tan solo es cuestión de tiempo para que el desarrollo haga el trabajo que le corresponde y empiece a verse como una radiante mujer.

Muchos pueden ser los argumentos que se le expongan a la jovencita, pero comúnmente ninguna palabra es suficiente para consolarle y peor aún, generalmente, no logran que su autoestima no se venga a pique. En algunos casos se recurre a un psicólogo, lo cual suele ser efectivo, pero más allá de las palabras es conveniente analizar el porqué de esa condición tardía en el desarrollo.

Una visita al endocrinólogo puede despejar muchas dudas, y hasta someter oportunamente a la chica a algún tratamiento cuando así lo considere apropiado el especialista. Si es necesaria la participación de otros médicos no se debe escatimar.

No obstante, si a pesar de todas esas acciones, llega a la mayoría de edad sin el volumen deseado de pechos, hoy día es factible llevar a cabo en clínicas especializadas el aumento de senos de forma segura, desde una edad temprana. No es cuestión de vanidad, es algo que puede afectar a una persona por el resto de sus días.

Deja una respuesta