Para nadie debe ser un secreto que el cambio de estación siempre nos obliga dentro de lo que cabe a cambiar nuestros hábitos y actividades del día a día y como es de saber el otoño resulta ser una estación propicia para estar más tiempo en nuestro hogar y tratar de protegerse al máximo de las primeras bajadas de temperaturas y en este punto a todos nos debe quedar muy claro que prepararse para el nuevo cambio de estación, conlleva sin duda alguna a realizar una limpieza general de otoño a toda nuestra casa.

Así que en otoño nosotros debemos recoger y guardar todos los elementos veraniegos, como lo son los cojines del jardín, las cortinas y demás objetos que sólo usamos en la temporada estival, además también debemos aprovechar de limpiar los colchones y su protector, ya que con la llegada del otoño es realmente necesario cambiar el tipo de ropa de cama, y de realizar una limpieza profunda del colchón.

Como es de saber, desde el inicio del otoño es el momento perfecto para comenzar a usar el nórdico y por ende, el momento ideal de guardar las colchas de algodón, tan frescas que usamos en verano. En esta época tan bonita del año también es necesario organizar la ropa del armario, pues como todos saben, normalmente en cada estación del año solemos cambiar el tipo de ropa que utilizamos, razón por la cual en otoño debemos guardar los pantalones cortos, las sandalias, el bikini, entre otras prendas similares y empezar a utilizar los abrigos, los suéteres, las bufandas y los zapatos cerrados, por lo que en otoño se vuelve una ocasión más que perfecta para limpiar a fondo nuestro armario.

En otoño también se deben limpiar muy bien los radiadores de la calefacción,  pues en estos casos siempre es necesario limpiar los radiadores de la calefacción, esto con el fin de eliminar por completo el polvo y la suciedad acumulada, además de esta manera garantizamos que estos funcionen de forma adecuada en el momento que más los necesitemos.

En esta época tan bonita del año se debe pasar la aspiradora en toda la vivienda, para así eliminar de lleno todo el polvo que se ha acumulado durante el verano, pero sobre todo se deben limpiar los cristales y las ventanas, pues recuerden que normalmente con la llegada del otoño las ventanas se cierran, por lo que siempre es recomendable limpiarlas a fondo para así lograr eliminar todo el polvo que ha ido acumulando poco a poco durante la temporada estival.

También será necesario que hagamos un mantenimiento del sistema de calefacción, para que esté realmente en perfectas condiciones y podamos entonces afrontar las primeras bajadas de temperatura de la mejor manera posible, además hay que chequear  que todos los aparatos eléctricos que podamos llegar a necesitar en esta época del año funcionen correctamente.

En otoño también se debe realizar una limpieza extrema a toda la cocina y a cada rincón de la vivienda, incluyendo cristales y ventanas, por ello es que este tipo de trabajo debemos encargarlo a una empresa con experiencia como Ciudad del Pozo Servicios de Limpieza ya que una limpieza extrema necesita no solo de mucho trabajo y esfuerzo sino también de los productos necesarios que muchas veces no tenemos en casa y que es mejor evitar manipular.

Deja una respuesta