Sin dudas la mejor opción al momento de reparar o darle vida nuevamente a tu coche es adquirir motores de segunda mano para furgonetas, la razón es muy simple, es mucho más económico y en la actualidad es un negocio totalmente confiable y seguro. Las furgonetas no solo son vehículos personales para satisfacer necesidades de transporte, son coches de trabajo que tienen un valor añadido y una utilidad para uso comercial.

Su diseño se caracteriza por tener un espacio en la parte trasera que sirve para múltiples oficios, transporte de carga de mercancías, rutas de transporte privado o público, espacio suficiente para llevar herramientas y equipos de trabajo a domicilio, en fin, para muchos es un activo fundamental de sus negocios personales o emprendimientos.

¿Qué pasa con los motores de las furgonetas?

Al tratarse de un vehículo considerado de uso comercial, la mayoría de las veces recorre mucho kilometraje en poco tiempo, lo que significa que la vida útil del motor se agota con mayor rapidez, recordemos que el rendimiento del coche no se mide en días, sino en kilómetros recorridos, lo que significa que a mayor cantidad de kilómetros, menor tiempo de uso.

En la actualidad, ya no se fabrican originales los motores de muchos modelos de furgonetas, incluso es difícil conseguir algunas piezas del fabricante, por otro lado, un furgón 0 Km tiene un costo muy elevado que difícilmente logremos amortizar con la venta de una vieja furgoneta, dejando la opción de comprar un motor de segunda mano, las ventajas son la garantía que te dan y la calidad integral del motor para renovar el coche.

Algunos modelos más populares de furgonetas

1.- De la marca Peugeot está el furgón Boxer, con 4 puertas y 3 asientos y una excelente capacidad tiene un motor de 4 válvulas.

2.- Con un motor TDI de 2.0 la Volkswagen Crafter es especialmente económica.

3.- Ford Transit Connect una furgoneta sencilla, cómoda y estable.

Deja una respuesta