Una pregunta muy curiosa es ¿De dónde viene el gas que usamos cada día? Este gas viaja a través de una extensa red de tuberías denominadas gasoductos, y son vitales para llevar a cabo actividades fundamentales del día a día. En los fríos inviernos es aún más necesario, ya que permite generar la combustión que a su vez ayuda a calentar nuestro hogar y oficina de trabajo, lo que se logra a través de calderas gas natural.Imagen Art3-Batch 7890 -Kw3 calderas gas natural

Generalmente, el gas empleado para los fines antes descritos, era el n-butano; sin embargo, este ha sido desplazado en tiempos actuales por el gas natural, debido a que se ha demostrado que presenta más ventajas, cuando se trata de generar la combustión tan indispensable en nuestras casas, existiendo por ende grandes ofertas.

El gas natural es de gran abundancia en el mundo, siendo producto, principalmente, en las perforaciones de los yacimientos petroleros, puesto que este es el encargado de darle la presión necesaria para extraer el petróleo a la superficie. Ahora bien, este recurso debe ser aprovechado por poseer excelente capacidad calórica. En tal sentido, el gas natural es utilizado para las cocinar, generar calor a las calderas y a su vez calefacción.

Los sistemas de gas natural, tienen como ventajas principales:

  • Sistemas óptimos en espacio, ya que las bombonas tradicionales ocupan gran volumen y no son bien vistas en las casas. Con el gas natural, se elaboran redes estéticas, que no ocupan gran espacio.
  • La red de tuberías es elaborada de materiales resistentes, ofreciendo seguridad en cuanto a menores riesgos de fugas por algún tipo de ruptura.
  • Otro agregado para garantizar mayor seguridad, es que el gas natural contiene mercaptano, el cual posee la característica de un olor fuerte que se capta de manera rápida, de modo que de haber alguna fuga se pueda localizar y solucionar inmediatamente.
  • El sistema de gas natural permite ahorrarle tiempo y dinero, porque no tiene que dirigirse a ninguna tienda para comprar esas pesadas bombonas y paga justo lo que consume.
  • Además, al ser tan abundante este recurso, tiene un coste bastante económico.

¡Utilice gas natural!

Deja una respuesta