problemas-compresion-coche

Los problemas de compresión del motor y cómo solucionarlos es una de las vías más acertadas para solventar los múltiples inconvenientes que se presentan con el motor de tu coche.

Es importante que antes de tomar alguna decisión respecto al motor de tu coche conozcas si estos se deben a problemas de compresión. Sigue leyendo que ya mismo te diremos como identificarlo.

Cómo saber si es un problema de compresión

  • Generalmente el motor bota humo de diferentes colores.
  • Casi siempre al momento de encender tu coche tienes que acelerarlo varias veces para lograr que funcione. Por lo que sientes que ya no tiene la misma fuerza.
  • Te das cuenta que está utilizando alto consumo de combustible.
  • Tiene problemas de arranque y en su recorrido habitual se apaga cada rato.
  • Notas que debes colocarle agua o refrigerarlo constantemente.
  • Otro aspecto relevante es que las revoluciones ralentí son diversas.

Si tu motor presenta algunas de estas incidencias puedes visitar https://www.aurgi.com/ y consultar con un experto en la materia.

Pasos para solucionar los problemas de compresión del motor de tu coche

  1. Al abrir el capó de tu coche tome todas las bujías de encendido y anote las ubicaciones de los cables correspondientes para luego lograr volver a colocarlos con su anillo fácil y correctamente.
  2. Abra con el destornillador la placa del acelerador con la finalidad de que el aire fluya libremente.
  3. Desconecte los extremos de los cables que van desde la bobina de encendido a hasta el distribuidor.
  4. Para el primer cilindro es importante instalar un medidor de compresión en lugar de la bujía el que esté más cerca de la parte de adelante del motor.
  5. Es el momento de subir el motor para tomar nota de las indicaciones de la aguja de registro por lo menos de las seis carreras de compresión.
  6. Antes de volver a instalar todo es importante repetir los pasos 4 y 5 con todos los cilindros que faltan.

En este orden cuando existe una mala compresión muchas veces se debe a una falla con la cámara donde esta puede estar mal sellada o presenta fuga en alguna de sus partes. Como por ejemplo una bujía floja o rosca dañada.

Ya no tienes que pasar por estas molestias adiós a los problemas de compresión de tu coche. Sigue nuestras recomendaciones al pié de la letra. Si tienes dudas consulta con tu mecánico.

Deja una respuesta