Desde muy jóvenes nos han inculcado la idea de que beber alcohol es un hábito increíblemente perjudicial para la salud, sin embargo, con control y sabiendo qué tipo de tragos consumir podremos descubrir maravillosas ventajas para nuestro organismo, como es el caso del tequila y mezcal en bar Bogotá, los cuales esconden excelentes propiedades, especialmente para mejorar el correcto funcionamiento del cuerpo.

Antes de conocer las ventajas que involucran estas dos bebidas afrodisiacas, debemos saber que se tratan de mezclas increíblemente parecidas, pues provienen del agave y su proceso de elaboración se realiza con instrumentos diferentes. Generalmente, en composición, aroma y sabor son similares, aun así, poseen pequeñas diferencias muy poco perceptibles.

Lo bueno de estas dos opciones provenientes de culturas mexicanas, es que sin importar en donde la probemos, es decir, en casa, en un bar en Bogotá o en una celebración, afortunadamente, podremos disfrutar sus magníficos beneficios.

  • Aspectos positivos del tequila

Normalmente, se le conoce por su agradable poder digestivo, puesto que acelera el ritmo de la digestión, favoreciendo la asimilación de nutrientes y, encima, proporciona una sensación de bienestar. Del mismo modo, tiene la propiedad de ayudar a disolver las grasas que ingerimos en la comida y apoya la reducción del colesterol malo en la sangre. También, se le ha asociado con la salud cardiovascular.

  • El mezcal no se queda atrás

Aunque las bebidas alcohólicas deben tomarse con medida y responsabilidad, debemos destacar que una copa de mezcal produce un complaciente efecto relajante, ayudando a conciliar el sueño y hasta calmar el dolor en ciertos casos. Asimismo, se le ha atribuido el poder de combatir la fatiga y mejorar funciones circulatorias.

Ahora que conocemos que el tequila y el mezcal son magníficas alternativas para disfrutar y, al mismo tiempo, cuidar la salud, entonces no podemos perder la oportunidad de ir a un bar en Bogotá y pedir la mejor preparación de ambos. Seguramente, nos sumergiremos en un momento de placer y cuidado correcto de nuestro cuerpo, por supuesto, siempre y cuando lo hagamos con conciencia.

Deja una respuesta