Las peceras ayudan mucho en la estética de un hogar, además de generar un ambiente de paz y tranquilidad para toda la familia y quienes nos visitan. Las peceras llegan a ser espacios de vida y es por esa razón que si deseamos tener al menos uno en casa, debemos seguir ciertos tips.

Antes de darte a conocer estos tips, debemos resaltar que lo único que nos llegará a costar es la compra de una bomba de agua sumergible, sin embargo, en el mercado físico y en internet hay muchas bombas de este tipo y a los precios más accesibles.

Armando nuestra pecera, paso a paso

Primeramente debemos conseguir cinco cortes de vidrio resistente,  tres de ellos de forma rectangular y los restantes dos de forma cuadrada. Asimismo, debemos conseguir un pegamento especial para vidrio y pegar los cinco pedazos dando como resultado una pecera común, pero que poco a poco se irá embelleciendo.

Con respecto al tamaño de la pecera, es decir, la medida de los lados de cada vidrio, ve los que te parezcan adecuados para el espacio en el que piensas instalarla. Te recomendamos hagas esto con detenimiento, ya que la pecera deberá estar en un sector del hogar donde los niños  mascotas no puedan alcanzarlas y ocurran incidentes.

Posteriormente, llena la base la pecera con piedritas de diferentes formas y colores, además de plantas acuáticas naturales y alguno que otro coral o adorno como pequeñas casitas o castillos para que los peces que llegues a tener duerman en ellas.

Compra la bomba de agua sumergible, instálala de acuerdo a las instrucciones y ve llenando de agua la pecera hasta al menos unos 5 centímetros del borde. Antes de poner a los peces, cuya cantidad deberá ser relativa al tamaño de la pecera, enciende la bomba de agua sumergible, espera unos 30 minutos para que el mismo adecúe el estado y la temperatura del agua y recién mete a los peces.

Los peces que quieras en ellos deberán ser amigables, recuerda que algunas especies son más salvajes que otras y terminan matando o comiéndose al resto. Procura seguir consejos en vídeo tutoriales o visita una tienda de peces y peceras, pero solo para realizar dichas consultas. Finalmente, tendrás una pecera muy bonita y simple en casa. Poco a poco notarás que traerá paz y tranquilidad a tu hogar, especialmente a la habitación donde se encuentre. Si tú deseas, puedes tener muchas más peceras, pero procura comprar una bomba de agua sumergible adecuada para cada una de ellas.

Deja un comentario