Para grandes eventos se necesita una comunicación efectiva entre los anfitriones y los espectadores, esto se logra a través del uso de elementos audiovisuales como altavoces profesionales, proyectores y pantallas LED para exterior. Esta última es ideal para atraer multitudes y mantener al público al corriente de lo que sucede, en caso de que la visión esté deficiente para la cantidad de personas que se esperan.

Inicialmente las pantallas LED eran utilizadas para exhibir anuncios publicitarios, ya que por la intensidad y luminosidad captan de inmediato la atención del público. Luego, esta tecnología fue mejorada de manera que pudiera resistir a condiciones climáticas extremas, manteniendo a su vez la calidad de la imagen, es por ello que, se han convertido en parte fundamental de cualquier evento.

Consisten en pequeños diodos emisores de luz (LEDs) agrupados en conjunto, donde cada uno cumple la función de pixel, formando así una imagen nítida si es observada desde una distancia adecuada. Por lo tanto, estas pantallas son colocadas en lugares altos de manera que cumplan su función y puedan ser apreciadas por un cúmulo de personas, es decir, que la información vaya directamente a las masas.

Las variaciones en el clima o en la iluminación son aspectos que afectan la percepción de la vista en el ojo humano. Teniendo en cuenta esto, actualmente las pantallas permiten realizar ajustes en cuanto a brillo y contraste, e incluso algunos se ajustan de forma automática.

Por las grandes dimensiones que ocupan, puede parecer que el consumo de energía es igualmente alto, sin embargo, la realidad es todo lo contrario. Esta tecnología es altamente eficiente en cuanto a coste energético, pues disminuye aproximadamente un 70% del consumo respecto a las convencionales.

En definitiva son la mejor elección y garantizan el éxito de cualquier evento o anuncio publicitario, además la tecnología LED es eficiente y amigable con el medio ambiente.

Deja un comentario