A base de aparecer en los medios de comunicación y en la agenda de los políticos, la sociedad del siglo XXI se ha familiarizado tanto con la expresión ‘cambio climático’, que lo que constituye un problema real del presente parece una hipótesis de futuro. Sin embargo, los primeros experimentos y estudios sobre los efectos de esta modificación de las condiciones climáticas, realizados en torno a 1850, ya advertían de los peligros derivados del aumento de la temperatura global del planeta.
Este planteamiento se convirtió ayer en el punto de partida del seminario, ‘Cambio climático: un reto científico para un problema real’, organizado por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (Uned), que se celebra en La Granja hasta mañana y en el que intervendrán científicos y expertos en la materia.
Coordinado por el historiador segoviano, Eduardo Juárez y dirigido por el profesor de Análisis Geográfico, David Cocero Matesanz, el curso cuenta con el patrocinio y colaboración de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), la Oficina Española de Cambio Climático (OECC), el Centro Nacional de Educación Ambiental (CENEAM), así como del Ayuntamiento del Real Sitio, Patrimonio Nacional, la Diputación de Segovia y elAyuntamiento de Segovia .
El objetivo del seminario es analizar el cambio climático desde múltiples perspectivas pero partiendo de la base científica, recogida en el quinto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). Un grupo de trabajo creado en 1988 por la Organización Meteorológica Mundial y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.
De esta forma, la jefa del Departamento de Desarrollo y Aplicaciones de Aemet, Yolanda Luna Rico, planteó la pregunta ‘¿Está cambiando el clima?’ durante la ponencia de la tarde. Para esta experta, “no hay duda. Claro que está cambiando — dijo en declaraciones a EL ADELANTADO—. Los estudios demuestran que la temperatura media global ha aumentado en el último siglo un grado y, una diferencia que puede parecernos insignificante, acarrea una variación en las condiciones climáticas determinantes”.

REALIDAD Y RETOS 
El reto se plantea entonces desde el punto de vista científico, planteamiento que abordará en la jornada de hoy el seminario de la Uned. En primer lugar se hace necesario entender el funcionamiento del sistema climático, aspecto que analizarán Ernesto Rodríguez y David Cocero, para dar paso a la jefa del Servicio de Variabilidad de Aemet, María Jesús Casado, que expondrá como puede evolucionar el clima.
Por la tarde, el miembro del IPCC José Manuel Moreno, presentará los efectos de un clima cambiante, mientras que José Ramón Picatoste clausurará las ponencias del día intentando resolver la duda de si la sociedad actual está capacitada para adaptarse a un clima cambiante.
El miércoles, el curso en el que participan alumnos universitarios, profesores y tutores deUned, antiguos alumnos y estudiantes senior, abordará la problemática desde un punto de vista social, ético, económico y político.
Para Luna Rico, “los ciudadano sí pueden contribuir a frenar el cambio climático. Pequeños gestos como limitar el consumo energético, no consumir bienes innecesarios y utilizar medios de transporte públicos nos ayudarán a dejar un planeta mejor a generaciones venideras”, explicaba la experta. “Además, hay otra clave importante —señaló—: que los políticos se impliquen de verdad”.
El seminario se completa con un paseo histórico por los Jardines del Palacio de La Granjay una visita al Observatorio Meteorológico en el Puerto de Navacerrada.

Deja un comentario