Los grandes eventos (bodas, aniversarios, cumpleaños, convenciones de negocio, reuniones empresariales y de más) constituyen un regalo a los sentidos. La vista se extasía ante la contemplación de hermosos trajes y vestidos, los oídos son regalados con una agradable y alegre música o excelentes charlas y presentaciones. Y, finalmente, el gusto es deleitado con la exquisita comida y bebida que ofrece un catering en Barcelona.

Esta es la oferta de una empresa dedicada a proveer todo lo relacionado con la degustación, no solo alimentos y bebidas. Muchas de ellas, hoy en día, también poseen las instalaciones adecuadas para la realización de cualquier tipo de evento y se encargan de la logística completa.

En cuanto al modelo de comida que preparan y sirven dichas empresas tenemos, desde:

  • Un sencillo desayuno,
  • pasando por los canapés y licores presentados en un coctel,
  • hasta un servicio completo de almuerzo o cena, como si de un restaurante se tratara, con los meseros, cocineros, disposición de las mesas e incluso la decoración e iluminación.

Elementos de un servicio de catering

  • Consideraciones básicas: tienen en cuenta los requerimientos particulares del cliente, ya sea que se relacionen con la salud (dietas y alergias) o las convicciones religiosas (por ejemplo, alimentos kosher, vegetarianos, etc.)
  • Componentes a alquilar: mesas y sillas con sus correspondientes manteles y forros, toldos, plantas, flores u otros adornos, vajilla, cristalería y cubiertos, envases para servir, etc. En general, el montaje y la desinstalación, se gestionan por separado.
  • Personal: el número de participantes dependerá del evento en sí, aunque siempre debería incluir un organizador o líder que se comunica directamente con el contratante y a quien el resto de los empleados rinden cuentas, un chef y su ayudante, un barman, meseros y los encargados de la limpieza.
  • Presentación: es común que los alimentos se organicen de una manera muy atractiva para despertar la admiración de los comensales.

En la época moderna que vivimos, ya no es necesario que el anfitrión se desvele preparando la fiesta y después no pueda disfrutarla por atender a los invitados. Contrate una firma profesional de catering y sea parte de los que aprovechan al máximo el evento.

Deja un comentario